Viaja en auto con tu mascota de forma segura durante este feriado

Liberty Seguros presenta recomendaciones para que los viajes y paseos de fin de semana con las mascotas se convierta en una experiencia segura para todos los que abordan el vehículo.


Liberty Seguros Ecuador, empresa con respaldo internacional altamente comprometida con el país, conocedora del importante rol que cumple una mascota dentro del hogar presenta recomendaciones para que el próximo viaje o paseo que se realice junto a uno de estos fieles compañeros sea más agradable y seguro. 

Tanto como si se tratara de una salida fuera de la ciudad o como si fuera un paseo al parque durante el fin de semana; todo dueño de una mascota ha experimentado las particularidades de subir a Pelusa o Fido en un auto. Para iniciar, lo ideal es ubicar al viajero canino en una jaula plástica (también llamada kennel). Esta tendrá que ser asegurada en el balde (si es una camioneta) o en la perrera o maletero del vehículo. En este punto, el dueño debe recordar que a los perros no les molesta y muchos se sienten incluso más seguros en su jaula. Además esta decisión ayudará a garantizar la seguridad de todos los pasajeros ya que el conductor tendrá menos distracciones y, en caso de impacto, la mascota estará más protegida evitando que salga despedida del auto en caso de frenar abruptamente.

Si el carro es pequeño o si no se cuenta con un kennel para el perro, también se puede optar por llevarlo en el asiento de atrás con uno de los arneses especiales diseñados para toda clase de razas que permiten, literalmente, ponerle al perro el cinturón de seguridad.

Entre otras consideraciones, es importante procurar que el aire circule teniendo una ventana abierta cerca de los canes. Pero es necesario recordar que si el perro va suelto en el asiento de atrás, por más confianza que le tengas, no se debe dejar la ventana totalmente baja para no correr el riesgo de que intente una acrobacia. 

Por otro lado, al igual que sucede con las personas, existen muchos perros que tienden a marearse, así pues es aconsejable no dar de comer a tu pasajero canino por al menos dos horas antes del viaje para evitar que se indisponga. Finalmente, en caso de viajes largos, intenta que el perro haga mucho ejercicio para que gaste su exceso de energía y tenga ganas de descansar durante el trayecto.

Siguiendo estos consejos, Liberty Seguros anima a los amantes de los animales a disfrutar junto a sus peludos compañeros haciendo la travesía más tranquila y segura para ambos.